68. Un poco de vida para el Maizo