Aquí un anuncio de mi amigo Uriel Pérez, ilustrador mexicano:

pedacito de alma