Está danza, también practicada en el Estado de Guerrero, se llama así ya que como menciona el recopilador Santano González Villalobos en el libro “Danzas y bailes tradicionales del Estado de Guerrero” Editado por Conaculta, lo orígenes de esta danza se encuentran en la época de la Colonia, como una forma de evangelización de los indios a la religión cristiana, para la enseñanza de valores como el bien y el mal.

Los personajes principales de esta danza son el Diablo mayor (Lucifer) y la Muerte, que van al frente de la danza destacando entre los otros demonios que son entre 12 y 16 personajes aunque tieneden a variar. También hay una diabla que toca la guitarra y un diablo que hace música con una caja de manera rítmica. “encontramos a uno de los diablos tocando una cajita de madera que representa la avaricia, el amor al dinero o enriquecimiento ilícito; otro de ellos trae raspando una quijada de caballo o asno para atormentar a los glotones y ladrones, otro más con una guitarra representando a los amantes del baile y licores. cuyos vicios eran castigados en el infierno”. (Ildefonso López Parra Tixtla y el costumbre; costumbres y tradiciones en el siglo XX, Costa Amic / Ediciones Stanley, 2000. , pág. 87)

Otros de los personajes que en ella aparecen son un ángel y un diablo pequeños quienes son representados por niños que al parecer son una suerte de bufones llamados huexquistles.

Pero cuidado amigo visitante porque algunas de l@s “sexys diablitas” pueden darle una “sorpresita” si se deja llevar por las apariencias.

Esta danza puede verse en Chilpancingo, Chichihualco, Tierra colorada, Zumpango del Río, Tixtla, Mochitlán, y Apango entre otros municipios.