ya vamos en la mitad de la historia, muchachos.