Creo que esta fue la Feria del libro más extraña en la que he estado, ya que, como ya muchos saben, fue truncada debido a la megamarcha por parte del sindicato de electricistas que llegarían a la plancha del zócalo justamente el día jueves cuando aun estuviera la feria. Luego después de una gran incertidumbre se reabrió el siguiente sábado para seguir viviendo un extaña semana donde nadie sabía a ciencia cierta si la feria aun seguía viva o ya había terminado.

Por fortuna para un servidor, la PRESENTACIÓN DEL MUERTE QUERIDA 2 fue salva y todavía alcancé a presentarme dentro la programación original.

En la presentación me acompañaron BEF, Luis Gantús (a Bachan le surgió un bomberazo de improviso y en su lugar llegó el buen Gantús) y Uriel Pérez (mi carnalito). En lo personal lo consideré un éxito ya que aunque el escenario era chico, logré un buen número de asistentes.

Gracias a todos los amigos que asistieron a la presentación, aquí les dejo una foto con algunos de ellos: