Según la tradición Mexica, las «cihuateteo» (mujer diosa en náhuatl) son mujeres diosas, mujeres que al morir en el parto cobraron la forma de seres con cara de calavera y en lugar de manos un par de garras de jaguar. «Viven» al paraíso occidental llamado cincalco. Se asocian con la diosa Cihuacoatl (mujer serpiente). Se dice que en lo días funestos o días malos del calendario Mexica estas mujeres bajaban a la tierra para espantar y hacer travesuras a las personas que no permanecieran en sus casas esos días aciagos. «Cuando bajan a la tierra lo hacen de noche y son enctonces fantasmas espantables y de mal agüero principalmente para las mujeres y los niños» (El Pueblo del Sol , Alfonso Caso, FCE)

cihuateteo

A la llegada de los españoles, esta creencia dio lugar a la leyenda de la llorona: que es el alma de una mujer que pena eternamente en busca de sus hijos muertos y su queja se puede escuchar de noche, por las calles. Hay muchas versiones de esta leyenda.

Del sincretismo de estas dos creencias mitológicas, me surgieron estos personajes a los que llamé simplemente «lloronas». Son parte fundamental en la historia del Maizo. Probablemente el motor que dio vida a este universo.

llorona